¿Qué es la flexibilidad estructural en la banca digital?

Para muchos bancos e instituciones financieras, el concepto de flexibilidad estructural es algo nuevo, pero, a la vez, algo que necesitan desesperadamente para mantenerse al día con las necesidades cambiantes de sus clientes, especialmente en un mundo donde la banca digital ya no es solo una opción, sino una necesidad para tener éxito. 

Aquí en Technisys hablamos mucho de Flexibilidad Estructural. De hecho, la Flexibilidad Estructural es el concepto de diseño principal en el que construimos nuestra plataforma de banca digital Cyberbank. 

La flexibilidad estructural de la plataforma de banca digital Cyberbank se basa en tres pilares:

  1. Creación de ecosistemas a través de API dinámicas

Con el fin de crear con éxito un ecosistema, los bancos requieren una plataforma de banca digital basada en API. En ella, todos los componentes exponen API basadas en REST e incluyen capacidades de seguridad de vanguardia como proveedor OAUTH2, administración de tokens y comunicaciones encriptadas seguras, entre otros. Los bancos de nivel medio deberían buscar una plataforma que tenga todas estas capacidades integradas en la tecnología API de tit. También deben buscar una plataforma de banca digital que ofrezca un marco que proporcione una amplia flexibilidad para definir puntos finales de API internos (cerrados) y externos (abiertos) que permitan al banco compartir (o no) la información requerida con socios autorizados en el ecosistema.

  1. Acceso basado en la nube a los datos de los clientes

Una plataforma de banca digital basada en la nube con aprovisionamiento elástico ofrece una administración de infraestructura altamente escalable y flexible. Y dado que los niveles de precios en la nube son públicos y no están bloqueados en el modelo de negocio del proveedor, una plataforma basada en la nube también podría reducir los costos.

Este tipo de plataforma de banca digital también puede proporcionar la visión de 360 grados de cada cliente que los bancos necesitarán para crear experiencias de cliente más personalizadas. Al combinar todos los datos actualmente bloqueados dentro de unidades de negocio independientes y aprovechar esa información con inteligencia artificial (IA), los bancos están mejor posicionados para anticipar las necesidades de los clientes, lo que les permite entregar la oferta correcta en el momento adecuado a la persona adecuada.

El acceso en la nube a análisis avanzados también puede ayudar a los bancos a identificar nuevos mercados y a diseñar nuevos productos para satisfacer las cambiantes condiciones económicas. Al volverse más ágiles, los bancos pueden acelerar la velocidad de salida al mercado e impulsar el crecimiento de los ingresos.

Otra ventaja es que las plataformas de banca digital basadas en la nube facilitan a las empresas aprovechar las nuevas tecnologías a medida que evolucionan, mientras proporcionan mayor seguridad y escalabilidad que los sistemas tradicionales basados en oficinas.

  1. Un primer paso al marco de aceleración

Los aceleradores de banca digital permiten la reutilización de componentes ya desarrollados e implementados para atender a millones de usuarios, lo que ayuda a acelerar los procesos, disminuir costos y reducir el tiempo necesario para desarrollar e implementar una estrategia digital.

Los beneficios de los aceleradores de banca digital son:

  • Experiencias continuas y consistentes en todos los dispositivos, lo que permite la segmentación de clientes (minoristas, banca empresarial, banca corporativa, banca privada y pagos) según la definición de perfiles de usuario.
  • API estándar que permiten la generación de nuevos modelos de negocio a través de banca abierta.
  • Diferenciación a través de la innovación.

Como ejemplo, las carteras digitales y las tarjetas virtuales implementadas en los últimos tiempos se están convirtiendo en una forma efectiva de interactuar con clientes y socios, y se pueden implementar en cuestión de semanas.

Al aprovechar una plataforma diseñada en torno al concepto de flexibilidad estructural y que se ejecuta en un entorno orientado al cliente, los bancos pueden:

  • Obtener una ventaja competitiva con un sistema flexible que impulsa innovaciones dinámicas de productos y servicios.
  • Crear y lanzar nuevos productos de banca digital a la velocidad del mercado.
  • Mejorar el servicio al cliente proporcionando servicios financieros multicanal con una interfaz perfecta en múltiples plataformas.
  • Obtener una visión integrada del cliente en todos los puntos de contacto, con un repositorio de datos personalizado para el cliente que combina la información, los productos y las transacciones de los clientes a un nivel multidimensional.
  • Minimizar el riesgo operacional mediante la implementación de un sistema diseñado en torno a los estándares de cumplimiento de la industria.
  • Utilizar herramientas de monitoreo, control y gobierno corporativo para rastrear y resolver problemas transaccionales.
  • Mantener los sistemas actualizados sobre los cambios normativos con herramientas intuitivas de administración de reglas. 

Alinear la tecnología con las necesidades del negocio, lo que facilita la introducción de nuevos servicios y operaciones con un impacto mínimo en los recursos de TI.